sábado, 24 de octubre de 2009

Pearl Jam - Backspacer [2009]

Retroceder nunca, rendirse…a lo mejor

Hay una canción en el nuevo disco de los ya adultos rockeros de Seattle, llamada “Supersonic” en donde se encuentra contenida una frase que podría explicar someramente de que diablos se trata Backspacer: “I caught the rhythm, but the clock was slow yet” “Agarre el ritmo, pero el reloj seguía lento” subieron las revoluciones y nos invitan a todos a que cambiemos nuestro esquema.

La nueva placa de los cinco del noreste de USA tiene un olor, un halito de que aquel Ed Vedder que solía pelear con medio mundo para dejar en claro que Pearl Jam era una banda que no hacia pactos con el diablo (la industria) al parecer, hoy en día, se encuentra rabiando en otro lado, ya que con Backspacer encontraron la perfecta mezcla entre no venderse, haciendo el lanzamiento independiente del disco, pero con sonidos agradables tanto como para el oído virgen jammero y los fans hardcore, tal como lo dice Vedder en The End, el track que cierra el disco “What were all those plans we made, now left beside the road. Behind us, in the road.” (Que fue de todos los planes que hicimos, ahora dejados al lado del camino. Atrás nuestro, en el camino) La vida es muy corta para andar peleando ¿no?

Tal como fue el disco homónimo (Pearl Jam – 2006) la banda vuelve con la sorpresa y comienza todo con un tema directo a la vena, un tema sacado del libro de jugadas de The Who (es sabido el fanatismo de Vedder por The Who, mas que mal, fue Pearl Jam una de las bandas invitadas a tocar un par de temas en el “Rock Honors” para los ingleses organizado por Vh1) llamado Gonna See My Friend, garage rock que continua con Got Some y The Fixer.

La mano de Brendan O’brian (el productor de la mayoria de sus placas y de esta nueva tambien) no pasa para nada inadvertida ya que cuando produjo a Bruce Springsteen hace un par de años atrás quedo enamorado del sonido “patriota” del Jefe y hizo que las canciones de sus pupilos cargadas de esa energia garage-punk-classic rock pasaran por un decodificador de ideas musicales medias “Springsteeneanas” donde ese sonido “born in the U.S.A” rodea la atmosfera y le da profundidad a las canciones.

El disco esta cargado de temas que fácilmente, si se llega a concretar una nueva visita de la banda para el 2010, serán himnos inmediatos. Esta el caso de “Just Breathe” que deja solo a un Vedder que está cada día mas disfrutando la vida, y con eso la comienza a ver con mas optimismo, guitarra en mano sale a seguir la senda dejada por su trabajo en el soundtrack para “Into The Wild” (la película de Sean Penn sobre Chris McCandless) pero ahora no estça solo, es acompañado por un arreglo de cuerdas que le dan una profundidad mas armoniosa. Otra de esas que son himnos inmediatos es “Amongst The Waves” donde Mike McCready se vuelve a matricular con la musicalización que es tan característica de la banda, empapándola de sonidos post 60’s y creando una atmosfera de gratitud auditiva.

Pearl Jam, una vez mas, entrega un disco solido, preciso y conciso (solo dura media hora y un par de minutos mas) en donde hicieron los ajustes perfectos para seguir siendo la misma banda que se abrió al mundo en el año 1991, pero con un sonido que sigue sonando fresco. Al parecer, tienen la formula de la eterna juventud.