domingo, 18 de mayo de 2008

Death Cab For Cutie – Narrow Stairs [2008]

De vuelta a las raices

Tras un disco como el anterior de la banda, el Plans del año 2005, uno podía esperar que la banda se mantuviera en ese pedestalcito que se armaron en Atlantic, con canciones que evocaban más a un pop más conciliador, que a ese pop al cual nos tenía acostumbrados Death Cab de experimentación, de los años de Barsuk.

Pero ¿cual es la sorpresa que nos da el señor Ben Gibbard y compañía? Nos entrega un disco arrollador y avasallador como lo es “Narrow Stairs”. Lo dijo en el video teaser, que lanzaron a finales del año 2007, claramente “no hay que probarle nada a nadie, solo a nosotros mismos”, lo que no se esperaba era que el disco prueba a los fans y de paso los deja felices. Este es el salto de ser una banda indie mas, hacia ser una de las bandas importantes de USA, gracias a ese probarse a ellos mismos.

Todo parte con “Bixby Canyon Bridge” (un guiño a uno de los escritores mas importantes de estados unidos, el señor Jack Kerouac y su obra “Big Sur”) que parte haciendo reminiscencias del tema que abría el anterior álbum de Death Cab, pero rápidamente hace un giro impresionante que deja a quienes se encuentran escuchando maravillados ante la vuelta del grupo al disco “Photo Album”, claramente, el sabor que deja en primera instancia es que es un disco que contiene mas corazón que cerebro.

Toma protagonismo a través del álbum el bajista de la banda, los bajos suenan mas potentes y le van dando un sabor diferente a las canciones (“No Sunlight”), que toman una atmosfera de rudeza amable, de una dureza repasada con azúcar o miel, que te recuerdan que a pesar de todo, estas escuchando un disco de Death Cab for Cutie. Sucede aquello con canciones como “Long División” (que agrega a la mezcla sonido de sus coterráneos Minus the Bear) y “Pity and Fear” (que tiene una atmosfera muy tribal, demasiado para lo que Death Cab es)

Van saltando maravillosas interpretaciones en canciones como “Cath…”, “Talking Bird” (la canción lenta del disco, pero para nada parecida a “I Will Follow You Into The Dark”, si no que parecida a las lentas del “Something About Airplanes”) donde la guitarra de Walla muestra la clara evolución hacia el poderío de una guitarra afilada, con actitud de querer ser mas que solo los simpáticos del curso con los que todos hablan, ahora quieren ser el presidente del colegio y en esa posición hacer unos cambios radicales para los que vengan después de ellos. Se nota ambición, de la buena.

Es tanta la ambición que incluso se dan el lujo de tirar una canción muy “Pet Sounds” como “You Can Do Better Than Me” donde demuestran que también se puede lograr un nivel de grandeza solo con los sonidos que puedas lograr implantarte a tu forma de crear en el estudio.

Claramente el Plans era un disco para poder mostrarse a mucho mas publico, claro, si lo estaban sacando con una multinacional. Pero el Narrow Stairs es para mostrarles a esos fans nuevos de que se trataba la banda antes del traspaso a Atlantic. A lo mejor a los fans nuevos no les guste el cambio, pero los fans antiguos quedaran mas que satisfechos, de saber que Death Cab solo estaba descansando, y que ahora despertaron y con ansias de tomarse el mundo.