jueves, 27 de noviembre de 2008

Flight Of The Conchords

“El Cuarto Duo Mas Importante De Nueva Zelanda" (Según Ellos)

De algo me he dado cuenta en estas ultimas semanas, con la interminables repeticiones de humoristas en cuanto programa de televisión que existe, de que hay hartos humoristas que utilizan la canción como método para realizar sus rutinas, lo que me hace pensar de que el humor con la música están mas unidos de lo que parece.

Hace poco, y gracias a un programa de HBO, vine a conocer a un duo neozelandes llamado Flight Of The Conchords que echan mano a aquello que sacaba por conclusión, el uso de la música como motor humorístico.

A través del show, donde se muestran como artistas en ascenso pero sin ningún éxito, van cantando letras sobre sus vidas y situaciones que les suceden, pero siempre con el chiste incrustado, canciones sobre las palabras en francés que conocen (Foux Du Fafa), sobre el hecho de que conocen lo que los raperos sienten (Hurt Feelings), y de que si vas a una fiesta tienes que tratar de bailar con chicas por que se ve feo que hombres bailen juntos (Too Many Dicks On The Dancefloor).

En el mundo de los Conchords, el televisivo, son artistas sin ningún éxito, tocando en cualquier lugar que los acepten, ya sea en clubs donde caben 5 personas (ellos incluidos), bibliotecas e incluso ascensores. Pero en el mundo real, gracias al show, estos neozelandeses desgarbados (Bret y Jemaine) han logrado una fama impresionante con solo un álbum y un par de EP’s cuando aun no salía la serie al aire, al nivel de vender shows completos sin siquiera llevar 20 minutos en venta.

Ellos ya le están poniendo fecha de muerte al programa, por que no quieren que la formula se desgaste, claro, si el tipo de humor del show es muy a lo Seinfeld, y los fanáticos de la tropa de Jerry ya han matado a cada uno de los shows que han querido refritar el éxito de la serie de los ’90, pero lo bueno es que quedamos con canciones que son verdaderas obras de arte, las cuales van desde el folk hasta el dance mas duro, siempre con letras hilarantes. Ven… la música sirve hasta para sacar una risa.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Cold War Kids – Loyalty To Loyalty [2008]

Cuando el primer disco supera al segundo

Rara vez, los segundos discos de los artistas suelen maravillar de la misma manera que lo hizo el disco que introduce a la banda en el carnívoro mundo de la critica musical mundial. Muchos se quedan con el primero por que muestra al artista en su estado primitivo, sin pretensiones y libre de pecados artísticos.

Cold War Kids, con Loyalty to Loyalty, logra superar con creces las expectativas del “segundo disco”. Logran sorprender con temas que superan el sonido logrado en el “Robbers And Cowards” [2006] para introducir un sonido más adulto y que siempre es necesario con grupos que pretenden ser adelantados a su época, escudándose en un  anacronismo musical que resulta.

El disco es abierto con una canción llamada “Against Privacy” que parece ser la premisa, invitando al oyente a meterse en el mundo privado de los chicos de California (que desde un comienzo nunca pensé que fueran de gringolandia, al parecer hay algo en el agua de California), le sigue “Mexican Dogs” y “Every Valley is Not A Lake” (la canción que exuda Cold War Kids en clave old school)

Los panderos y los pianos siguen ahí, tratando de hacernos viajar en el tiempo con ese sonido tan característico de los “chicos de la guerra fría”. El nombre parece ser muy apegado en el ADN musical del grupo ya que parece que se quedaron en el pasado buscando ese sonido de días que a lo mejor solo leyeron en libros. Esos sonidos del Dylan eléctrico que tratan de apoderarse, repasándolos con un pincelazo de siglo XXI.

p.d: el intro de bajo del primer single del disco “Something Is Not Right With Me” tiene un parecido impresionante con “Love Today” de Mika. ¿Le habrán querido dar un toque pop para que prendiera? Nunca esta malo echar mano para abarcar mas gente, creo yo.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

US3

Ritmos Diferentes, Gente Diferente

Hace poco encontré un disco que siempre ha rondado en mi casa. ¿Han tenido ustedes uno de esos discos? De esos que de vez en cuando reaparecen y disfrutan con todo el ánimo de la primera ves que lo escucharon. El disco en cuestión se llama “Hand On The Torch” y es del magnifico grupo acid jazz llamado US3.

Si bien el acid jazz venia teniendo experimentaciones con algunas incursiones de A Tribe Called Quest y De La Soul, fue con US3 que se afirmó y le dieron un giro novedoso. Introduciendo a músicos de sesión a hacer música con clave jazz para ser usada como bases o sample para la verbalización rapera posterior.

US3 nace como una creación entre un productor ingles llamado Geoff Wilkinson y Mel Simpson, tomaron un sample de piano de un tema de Herbie Hancock “Cantaloupe Island” que se vino a transformar en el single mas exitoso de la banda “Cantaloop (Flip Fantasia)”, el cual se lanza por el sello jazz por excelencia, Blue Note.

El grupo en “Hand…” contaba con músicos de sesión como también con raperos neoyorquinos que hacían las partes vocales, cantantes como Kobie Powell, Tukka Yoot (con tema propio en el disco llamado Tukka Yoot Riddim) y Rashaad. Son ellos los que van dándole un sentido urbano a los tracks que venían en “Hand…” logrando darle vida a samples de temas jazzísticos que no fueron creados para tener vocales como temas de Thelonious Monk y Art Blakey
La idea principal de Wilkinson era ir cambiando de vocalistas todos los discos para darle frescura, lo que no se conto es que muchos fans se comenzaron a alejar por aquello, el no poder reconocer las partes vocales que son parte importante de los tracks del primer disco.

Después lanzaron “Broadway and 52”, el ultimo disco con Blue Note y “An Ordinary Day In A Unusual Place” primer disco con Toshiba/EMI. En el último ya no pudieron seguir usando samples de Blue Note y abrieron el espectro a sonidos mas latinos e incluso usaron estilos hindus y hasta drum and bass.

Los últimos discos de US3 siguen teniendo una frescura, pero nunca será lo que fue “Hand On The Torch”, ese disco fue concebido en un momento especial con integrantes especiales, es lo que sucedió por ejemplo con (y usando una referencia ad-hoc) Kind Of Blue de Miles Davis, creado en el minuto perfecto con los músicos perfectos.

Siempre estará dando vuelta ese disco en mi vida, se va como vuelve, fue en su tiempo en forma de casette, ahora como cd y después en el formato que sea necesario para tenerlo físicamente, es de esos que vale la pena tenerlos y disfrutarlo.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Bloc Party – Intimacy [2008]



No Andaban Muertos, Solo De Parranda

No se si es coincidencia, pero ya no es la primera vez que me sucede el hecho de que el disco que esperaba era el disco malo y el que no, resulta ser una joya. Me paso con el segundo disco The Music, con el Plans de Death Cab, y en ambos caso se recuperan en el disco subsiguiente.

Ahora me sucedió con Bloc Party, el A Weekend In The City fue un disco que espere mucho y se me cayó en el sentido de que no tenía una consistencia musical notoria como el Silent Alarm. Y fue en esta semana que me entere de golpe y porrazo que sacaban disco nuevo y, continuando esa costumbre que se me ha formado en mi forma de pensar, el tercer disco de los chicos de East London viene a revalidar lo que eran antes de ser los niños queridos del art rock ingles.

Este disco viene a entregar todo lo que el segundo dejó, es la comunión entre la frescura del primer y los paisajes musicales profundos que trataron de crear en el “Weekend…”. Son canciones como “Ares” y “Halo” las que nos hizieron enamorarnos del grupo en un principio y que, a su vez, nos invitan a reafirmar aquel amor.
También, y como nos tiene acostumbrado Kele (Okereke, Vocalista y letrista del grupo), hay canciones suaves con letras desgarradoras. El mismo declaró que este era su disco de “rompimiento” donde desborda todos sus sentimientos post ruptura amorosa en canciones como “Biko” y “Signs”.

“Mercury” es un caso aparte, que suena muy extraña sacada del contexto general que es el disco, por que sirve como perfecta continuación para “Ares” que es la que abre el disco. El hecho de haber elegido “Mercury” como single me reafirma una idea de que ahora los artistas están sacando singles mas difíciles de digerir, para hacer una prueba de fidelidad a los fans. Paso con “I Will Possess…” de Death Cab y va a seguir pasando en esta era de lo desechable.

Alegremosnos todos los que nos unimos a fiesta del bloque hace años, por que el dj solo se había ido a tomar un trago, ahora volvió con todo para que la fiesta no termine

miércoles, 20 de agosto de 2008

The Walkmen – You And Me [2008]

Misma Receta, Mejor Resultado

Dicen que todo lo que comienza, tiende a desviarse en el camino de las experimentaciones, para volver, en el final, justamente donde comenzó. Sucede en todo orden de cosas, pero donde se nota mas es en la música. Ejemplos son muchos y a estos se une el último disco de The Walkmen.

“You and Me” (2008) como todos los discos de este año, me di cuenta que estaba en el mercado con mucho tiempo extra, y como no lo esperaba, me llego de sorpresa a mis oidos. Claramente ya no son el grupo que mato a la movida indie con ese bombazo llamado “The Rat”, incluido en “Bows + arrows” del 2004. ahora, después de haber experimentado con sonidos mas “tex-mex” con “A Hundred Miles Off” (2006) y incluso hacer un cover de un disco de covers (“Pussy Cats” Starring: The Walkmen) es con “You And Me” que se acercan nuevamente a lo que venían haciendo en un principio.

El disco es abierto con un track digno de poner en una vitrina y tenerlo ahí para que todo el mundo vea que es posible mover el piso con un par de notas, llamado “Donde Esta La Playa?” (Esta de moda eso de andar poniéndole nombres latinos a las cosas, ojala se hiciera mas de moda venir a tocar acá) seguido de una canción instrumental que a mi me llena el alma (lamentable que solo dure un minuto y fracción) llamada “Flamingos (for Colbert)”

Después el disco transita por canciones muy “Walkmen Old School” (ese sonido caracteristico de consolas de audio analogas) como “On The Water” y “In The New Year (que suena muy parecida a 138th Street) las cuales van dando esa sensación de que, a pesar que es mas de lo mismo, es algo que no te deja completamente satisfecho y te deja pidiendo mas

viernes, 8 de agosto de 2008

Pensamientos que vinieron a mi despues de ver el documental American Hardcore


soy un fanático de la música, hasta incluso llegar a ver sobre música y a razón de aquello vi el otro día un documental sobre el hardcore punk que tenia muchas ganas de ver hace harto tiempo, pero igual quedan cosas en el aire que es inevitable no agarrarlas y tratar de darle un sentido.


el documental esta perfectamente contruido, nada que decir. habla desde el real nacimiento del movimiento y de como por una cosa natural, cuando los reales padres del hardcore punk fueron a hacer sus shows a la zona este de u.s.a, era como los primeros exploradores que llegaron al continente americano en la prehistoria, llevaban la semilla que hacia germinar la tierra a su paso


el problema que me queda después de ver el documental son dos:

1. dejan afuera a dead kennedys

2. se teoriza con la idea de que el movimiento muere por consecuencia de los experimentos reggae de bad brains


1. los dead kenedys fueron la mas grande banda nacida en san francisco, y no solo del movimiento si no que también como una banda en general. las letras de jello biafra fueron clases magistrales de como poder hablar de temas tan duros como la violencia policial y el inconformismo escondido en la juventud de manera irónica. los shows de los DK's eran algo nunca antes visto, derroches de energía y violencia catártica donde todo no importaba, por que como decia circle jerks "vive rápido, muere joven".

aun asi, fueron olvidados por la gente del documental, por que?... temas de derechos... una lata...


2. bad brains es una banda de new york la cual, sin que nadie les pidiera, se echaron al movimiento en las espaldas, actuaron de padrinos de ian mckaye (el cual armo bandas como teen idles, minor threat y posteriormente fugazi) y fueron dándole una personalidad "costa este" al movimiento, pero... cabe destacar, que apesar de ser una banda hardcore, ellos en su primer disco, del año 1982, lanzaron dos o tres temas (si no mal me acuerdo) que eran reggae. el movimiento comenzó a morir en los años 85, 86. por consecuencia de la violencia que se hizo mas y mas presente en el lado oeste (creaciones de bandas, o gangs como les llaman ellos, que iban con la idea de destrozar mas que nada) que incluso se muestran en el documental, pero no les prestan la real atención


apesar de todo, el documental es muy muy muy bueno, solo se queda con esa impresion, totalmente personal.


domingo, 18 de mayo de 2008

Death Cab For Cutie – Narrow Stairs [2008]

De vuelta a las raices

Tras un disco como el anterior de la banda, el Plans del año 2005, uno podía esperar que la banda se mantuviera en ese pedestalcito que se armaron en Atlantic, con canciones que evocaban más a un pop más conciliador, que a ese pop al cual nos tenía acostumbrados Death Cab de experimentación, de los años de Barsuk.

Pero ¿cual es la sorpresa que nos da el señor Ben Gibbard y compañía? Nos entrega un disco arrollador y avasallador como lo es “Narrow Stairs”. Lo dijo en el video teaser, que lanzaron a finales del año 2007, claramente “no hay que probarle nada a nadie, solo a nosotros mismos”, lo que no se esperaba era que el disco prueba a los fans y de paso los deja felices. Este es el salto de ser una banda indie mas, hacia ser una de las bandas importantes de USA, gracias a ese probarse a ellos mismos.

Todo parte con “Bixby Canyon Bridge” (un guiño a uno de los escritores mas importantes de estados unidos, el señor Jack Kerouac y su obra “Big Sur”) que parte haciendo reminiscencias del tema que abría el anterior álbum de Death Cab, pero rápidamente hace un giro impresionante que deja a quienes se encuentran escuchando maravillados ante la vuelta del grupo al disco “Photo Album”, claramente, el sabor que deja en primera instancia es que es un disco que contiene mas corazón que cerebro.

Toma protagonismo a través del álbum el bajista de la banda, los bajos suenan mas potentes y le van dando un sabor diferente a las canciones (“No Sunlight”), que toman una atmosfera de rudeza amable, de una dureza repasada con azúcar o miel, que te recuerdan que a pesar de todo, estas escuchando un disco de Death Cab for Cutie. Sucede aquello con canciones como “Long División” (que agrega a la mezcla sonido de sus coterráneos Minus the Bear) y “Pity and Fear” (que tiene una atmosfera muy tribal, demasiado para lo que Death Cab es)

Van saltando maravillosas interpretaciones en canciones como “Cath…”, “Talking Bird” (la canción lenta del disco, pero para nada parecida a “I Will Follow You Into The Dark”, si no que parecida a las lentas del “Something About Airplanes”) donde la guitarra de Walla muestra la clara evolución hacia el poderío de una guitarra afilada, con actitud de querer ser mas que solo los simpáticos del curso con los que todos hablan, ahora quieren ser el presidente del colegio y en esa posición hacer unos cambios radicales para los que vengan después de ellos. Se nota ambición, de la buena.

Es tanta la ambición que incluso se dan el lujo de tirar una canción muy “Pet Sounds” como “You Can Do Better Than Me” donde demuestran que también se puede lograr un nivel de grandeza solo con los sonidos que puedas lograr implantarte a tu forma de crear en el estudio.

Claramente el Plans era un disco para poder mostrarse a mucho mas publico, claro, si lo estaban sacando con una multinacional. Pero el Narrow Stairs es para mostrarles a esos fans nuevos de que se trataba la banda antes del traspaso a Atlantic. A lo mejor a los fans nuevos no les guste el cambio, pero los fans antiguos quedaran mas que satisfechos, de saber que Death Cab solo estaba descansando, y que ahora despertaron y con ansias de tomarse el mundo.

lunes, 31 de marzo de 2008

Shellac En Chile

Una maquina de electroshocks sónicos 

El poder en vivo solo se refleja si la banda que esta en el escenario tiene las agallas para mostrarse desnuda frente a sus fans y dejar que el sonido fluya por las paredes y los altoparlantes del local. Shellac hizo exactamente aquello, brindo un poderío mas allá de lo imaginable, y así mostró que la calidad va en directa relación con el corazón que le puedas poner a tu pega.

Mostro, la banda opener de la noche, expresó su psicodelia-dance muy especial. Es de esas bandas que no sabes como se dan en Chile, por que tienen un sonido muy característico, muy novedoso que sorprenden gratamente a quienes no los conocían de antes y a los seguidores de siempre. Después de un set relativamente corto, por culpa del horario y de la importancia de los que venían después, Mostro se bajo del escenario entre aplausos. La noche recién comenzaba.

A las 12 de la noche, casi en punto, salen los chicos (ya vejetes) de Shellac. Albini, con sus característicos pantalones rasgados, nos daba un indicio hacia donde se dirigiría la noche, a un concierto con ribetes punk rock aplanador. En algunas canciones mostraron también su lado lúdico haciendo shows de cabros chicos, como por ejemplo hacer que tocaban en cámara lenta o incluso en “A Minute” cuando Todd Trainer tocaba los platillos, Weston y Albini cada uno por su lado, detenían la vibración del platillo quedando como foto promocional. El ser punk claramente no es algo de forma, sino de fondo.

El concierto transitó por la discografía de la banda, sin un setlist definido, sino que una suerte de master setlist donde anotaron las canciones que se sabían y a medida que el concierto avanzaba iban eligiendo cual tocar. Entre las elegidas hubieron cortes de primer nivel como “My Black Ass”, “Song For The Minerals” Y “Crow”, ambos tres del primer disco de la banda “At Action Park”, lanzado por la disquera Touch And Go en el año 1994. “Canada” y “Copper” del inmenso “Terraform” del año 2000 y “Steady As She Goes” del ultimo disco “Excellent Italian Greyhound”, esta ultima sobresaliendo especialmente por el hecho de que la pedí a grito pelado hasta el cansancio.

El show arrollador no tuvo descansos y la banda no volvió por bises. La desconexión para volver al mundo real es un tanto brusca, solo por el hecho de que se nos dio una droga musical y de repente debes volver a prescindir de aquella. Con algunos músicos, los discos no suenan igual que en vivo, con Shellac esa máxima hay que multiplicarla por mil y elevarla a un millón. Lejos uno de los excelentes conciertos de lo que va del año.